Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Cerrar

    Fútbol de América

    El fútbol chino vuelve a hacer saltar la banca, quizá por última vez

    8:45 am02/28/2017

    Pekín, 28 feb (EFE).- El fútbol chino ha vuelto a ser protagonista de este mercado de invierno con fichajes como Tévez y Oscar, pero la restricción del número de extranjeros y la amenaza de las autoridades deportivas de imponer un tope de gasto podrían significar el fin de los traspasos récord en el país.

    El mercado de fichajes cerró a medianoche del martes hora local (16.00 GMT) tras una serie de récords en traspasos de figuras que han llevado de nuevo a la liga china a dominar los fichajes a nivel global en este período.

    El ‘Apache’, que llegó el pasado mes de diciembre al Shanghai Shenhua desde el Boca Juniors, se embolsará un sueldo de 40 millones de dólares (38,3 millones de euros) por cada una de las dos temporadas de su contrato, cifras que lo convierten en el jugador mejor pagado del mundo.

    Si bien los sueldos que ofrecen los clubes chinos a las grandes estrellas rompen todos los récords, los traspasos que pagan no se quedan atrás: el fichaje del brasileño Oscar (Chelsea) le costó nada menos que 60 millones de libras (70,4 millones de euros) al Shanghai SIPG, y lo sitúa como décimo jugador más caro de la historia.

    Está claro que el poder de seducción de una liga con tan bajo nivel futbolístico reside en el dinero, y así lo confirmó el belga Axel Witsel tras fichar por unos 20 millones de euros por el Tianjin Quanjian, equipo dirigido por el Balón de Oro de 2006 Fabio Cannavaro.

    “Ha sido una decisión muy difícil porque, por un lado, tenía (una oferta) de un gran equipo y un club con el nombre de la Juventus y, por otro lado, tenía una oferta que no podía rechazar por el futuro de mi familia”, confesó al portal italiano “Tuttosport” el internacional belga.

    Poco menos, 18 millones de euros, pagó el mismo equipo por el delantero brasileño Alexandre Pato, que tan solo había permanecido media temporada en el Villarreal en lo que muchos consideraban su última oportunidad de brillar en la élite del fútbol.

    Entre los jugadores extranjeros que han aterrizado en el gigante asiático para la temporada 2017, que arranca este viernes, se encuentran algunos españoles, como el delantero Jonathan Soriano, que cambió el Red Bull Salzburgo austríaco por el Beijing Guoan, en el que jugará a las órdenes del técnico José González, compatriota suyo.

    En la Superliga no hay más españoles, pero en la China League One (la segunda división) la cosa cambia. Este año jugarán en esa categoría Joan Verdú, que se unirá a Martí Crespí y al entrenador Jordi Vinyals en el Qingdao Huanghai, mientras que Raúl Rodríguez fichó por el Shanghai Shenxin dirigido por Juan Ignacio Martínez.

    Asimismo, el exentrenador del Real Madrid Juan Ramón López Caro aceptó la oferta para dirigir al Dalian Yifang.

    Otro viejo conocido del balompié español, el nigeriano Odion Ighalo, un auténtico ídolo para la afición del Granada, fichó por el Changchun Yatai, equipo que pagó 24,5 millones de euros al Watford inglés, su club de origen.

    Entre otros jugadores de renombre que llegaron en este mercado a la Superliga china destacan Hernanes (Hebei China Fortune) y Obi Mikel, Ideye y Gudelj (Tianjin Teda).

    La inflación de los precios y las restricciones de la liga, que redujo a tres el número de extranjeros que pueden alinear simultáneamente los equipos, provocó un aumento sin precedentes en los traspasos de jugadores chinos.

    Así, Zhang Chengdong, un jugador que prácticamente no contó durante su estancia de unos meses en el Rayo Vallecano, se convirtió en el futbolista chino más caro de la historia después de que el Hebei China Fortune de Pellegrini pagase 20,5 millones de euros por sus servicios al Beijing Guoan.

    Por su parte, el campeón Guangzhou Evergrande sigue adelante con sus planes de tener una plantilla totalmente china en 2020 y, salvando la incorporación del surcoreano Kim Hyung-Il, todos sus fichajes son jugadores nacionales.

    La burbuja del fútbol chino también llegó a la liga femenina tras conocerse que una de las mejores jugadoras del mundo, la brasileña Cristiane, cambiará el Paris Saint-Germain francés por el Changchun Zhuoyue en junio.

    Un mercado con tanto dinero disponible se presta a generar rumores y durante las últimas semanas han sonado jugadores de la talla de Rooney, Di María, Diego Costa, Cassano, Fàbregas, Podolski, Arda Turan o Aubameyang.

    De hecho, hay casos que prometen acaparar titulares en los próximos meses como el de Pepe, del que se cree que fichará por el Hebei China Fortune cuando termine su contrato con el Real Madrid el próximo mes de junio.







    Mira también:

    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita