Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Cerrar

    Fútbol

    El fútbol argentino, ante una nueva oportunidad para enderezar su rumbo

    3:22 am02/23/2017

    Buenos Aires, 23 feb (EFE).- La Asociación del Fútbol Argentino (AFA), intervenida desde mediados de 2016, afronta este viernes una nueva singladura que representa la oportunidad definitiva para enderezar el rumbo del fútbol en un país en el que el deporte rey lo es todo.

    Ese día se celebrará una asamblea en la que los directivos de AFA preven fijar una fecha para las elecciones presidenciales, concretar la reforma del estatuto exigida por la FIFA y definir la venta de los derechos audiovisuales de los partidos de la Liga.

    El cónclave, en el que también se espera que se confirme la creación de una liga de fútbol profesional llamada Superliga, representa la vía de salida de la intervención y la vuelta a la normalidad, puesto que, hasta que se celebren las elecciones, la AFA está regida por una comisión reguladora creada por la FIFA y la Conmebol.

    Uno de los principales aspectos a debatir serán las ofertas que hicieron el grupo de comunicación español Mediapro y las estadounidenses ESPN y Fox/Turner por los derechos de transmisión por televisión de los partidos de la Liga.

    La AFA tuvo que retrasar la reanudación de la Liga, prevista para mediados de febrero, porque el Gobierno decidió dar de baja el 1 de enero el programa Fútbol para Todos, a través del cual el Estado le pagaba a la AFA por los derechos de transmisión por televisión de los partidos.

    Las propuestas son analizadas por una comisión especial, que elegirá la mejor opción y se la presentará al resto de los directivos en la asamblea de este viernes.

    “Ojalá que si la comisión recomienda una empresa los directivos acompañen la decisión. Ojalá los dirigentes no piensen en sí mismos sino en el colectivo. Espero que sea un antes y un después para el fútbol argentino”, dijo a Efe Alejandro Casar, autor del libro “Pasó de Todo”, una investigación sobre la AFA y el programa Fútbol para Todos.

    “Venimos de diez años de cambios permanentes y ninguno de esos cambios funcionó. Cuando se creó el Fútbol para Todos (en 2009) se creía que los clubes iban a estar saneados económicamente y que iba a haber un excedente que se iba a dedicar al deporte olímpico, pero nada de eso ocurrió”, añadió.

    Casar calificó la gestión de la comisión reguladora como “muy pobre”, aunque resaltó que logró que el organismo sea “más prolijo y transparente con los gastos”.

    “Si la Conmebol, la FIFA y el Gobierno argentino querían que la comisión normalizadora hiciera bien las cosas le tendrían que haber dado un poco más de poder. Creo que están bastantes limitados y también tienen presiones por todos lados. Era imposible que saliera bien”, explicó.

    Además, dijo que la inminente creación de la Superliga es “simplemente la Primera División de Argentina con ‘marketing'”.

    “La Superliga es solo un nombre, nada más, es como una marca. No sabemos que va a pasar, sabemos que la va a manejar un director pero es todo una incógnita”, sostuvo.

    El que también criticó la creación de la Superliga fue el investigador Sergio Levinsky, autor del libro “AFA: el fútbol pasa, los negocios quedan”, que repasa la historia del organismo.

    “La Superliga va a tener muchos problemas porque se quiere imitar a España y es imposible imitar a un país que tiene un fútbol distinto al nuestro. Tiene otra situación geográfica, otra situación social e institucional. Los clubes españoles no se parecen en nada a los argentinos”, dijo a Efe Levinsky.

    Añadió que “el mayor problema de la AFA es el desorden” y que “los directivos desconfían los unos de otros todo el tiempo”.

    Para este autor, “la desprolijidad se nota en cada una de las acciones. Cada acción va mostrando siempre una metodología que es la irregularidad, la confusión y la falta de claridad al expresarse”.

    Levinsky también señaló que no se investigó a las empresas que ofertaron por los derechos de comunicación audiovisual y sostuvo que los empresarios argentinos Hugo y Mariano Jinkis, implicados en el escándalo de sobornos conocido como FIFAGate, están “ligados” a Mediapro.

    “No hubo un proceso mínimo como para comprobar si estas empresas están en condiciones éticas de llevar a cabo esto, les importó más el dinero. No se fijaron si hay vínculos con empresas o personas ligadas con cuestiones como estás”, sostuvo.

    Además, cuestionó la idoneidad de quienes deben analizar las propuestas de las tres empresas.

    “¿Estos dirigentes están capacitados para analizar las ofertas? ¿Conocen sobre esto? ¿Conocen sobre medios de comunicación? Yo no estoy seguro que conozcan. Son dirigentes, no implica que sepan de estos temas”, dijo.

    El investigador sostuvo que los integrantes de la comisión reguladora, que tiene como plazo hasta mediados de 2017 para llamar a elecciones presidenciales, tienen “la intención de irse lo antes posible”.

    “Quieren abandonar el barco, porque es un barco que está medio a la deriva, y saben que de cualquier manera el 30 de junio tenían que irse. Quieren irse porque no pudieron organizar el caos que había”, afirmó.

    La reunión de este viernes tomó aún más relevancia porque, a pesar de que la mayoría de los directivos sostienen que la Liga se reanudará el 3 de marzo, hay algunos presidentes de los clubes que creen que si no se concreta la venta de los derechos audiovisuales la reanudación del torneo deberá ser nuevamente pospuesta.

    Sebastián Meresman







    Mira también:

    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo

    Ingresa con tu
    red social favorita