Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Ingresa con tu
    red social favorita

    Cerrar

    Básquetbol

    Patriots tendrán a Brady y una gran defensiva; Steelers, corregir errores

    12:16 am01/13/2017

    Redacción Deportes (EE.UU.), 12 ene (EFE).- El entrenador en jefe de los Patriots de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, advirtió que el duelo del sábado ante los Texans de Houston en la serie divisional de la Conferencia Americana (AFC) su equipo no sólo debe tener al mejor Tom Brady como pasador sino a la defensiva.

    Belichick dijo que su equipo sabía al reto al que se enfrentaban que no era otro que dar un paso más de cara a estar en la lucha por el Super Bowl, pero debían ir partido a partido y respetar al máximo a los Texans.

    El legendario entrenador, que volvió a estar enigmático y poco comunicativo en la rueda de prensa con los periodistas, si recordó que los triunfos del equipo habían llegado por una labor de equipo, en la que la aportación de la defensa había sido muy importante.

    De hecho, la defensa de los Patriots consiguió estadísticas que la colocaron como una de las mejores y más difíciles de superar en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

    Los Patriots concluyeron la temporada regular con apenas 15,6 puntos permitidos por partido que los dejaron al frente de la NFL, y 88,6 yardas por tierra, el tercer promedio más bajo de la liga.

    provocar más intercambios de balón. En general, nos hemos acoplado como defensa. Solo nos tomó un poco más de tiempo”.

    En los primeros nueve juegos de Nueva Inglaterra, su defensiva permitió a cuatro rivales anotar al menos 20 puntos, incluyendo un resultado de 30 que admitieron en su derrota de 31-24 en casa ante los Seahawks de Seattle el pasado 13 de noviembre.

    Pero durante su racha actual de siete triunfos seguidos, los Patriots permitieron a un solo rival superar los 20 puntos, en su victoria de 30-23 sobre los Ravens de Baltimore el 12 pasado de diciembre.

    Luego de que a mitad del calendario tuvieron un periodo de tiempo de tres semanas consecutivas sin forzar un intercambio, 14 de los 23 robos de los Patriots se presentaron en los últimos seis partidos de la temporada regular.

    El entrenador en jefe de los Texans, Bill O’Brien, sabe muy bien lo que le espera a su equipo en el Gillette Stadium de Foxborough, donde el la Tercera Semana de competición sufrieron la humillante derrota de 27-0, a pesar que los Patriots jugaron con su tercer mariscal de campo.

    La mejor opción que podrían tener los Texans a la hora de superar a la temible defensiva de los Patriots sería trabajar la encargada de frenar a los corredores por tierra, por algo sabe que sus opciones son muy escasas.

    Además, los Patriots tienen 34 capturas de pasadores, encabezados por Trey Flowers (7), Jabaal Sheard (5) y Chris Long y Rob Ninkovich (4 cada uno).

    Lo anterior significa que el mariscal de campo de los Texans, Brock Osweiler, verá muchas formaciones defensivas distintas, que con toda seguridad le harán la vida imposible en el campo.

    Mientras que en el otro partido de la serie divisional de la AFC que van a protagonizar los Chiefs de Kansas City ante los Steelers de Pittsburgh, ambos equipos consideran que deben corregir errores, especialmente los que llegan de visitantes, que son los segundos.

    El entrenador en jefe de los Steelers, Mike Tomlin, no dio nombres, pero en realidad, no era necesario. cuando dijo que había que cuidar el balón ante los Chiefs.

    Tomlin se refería al pasador estelar del equipo Ben Roethlisberger y el centro Maurkice Pouncey que son los únicos dos jugadores de los Steelers que tocan el balón en todas las jugadas ofensivas.

    Aunque en realidad, solo uno de ellos tiene el poder de decidir cuándo, dónde y cómo el balón llega a donde tiene que ir. Así que Tomlin no dejó mucho a la imaginación cuando describió lo que su encendido equipo necesita hacer si es que quiere encontrar la forma de salir de Kansas City con un triunfo el domingo, durante su duelo con los Chiefs.

    “Debemos hacer un mejor trabajo en cuidar el balón”, reiteró Tomlin ante los periodistas. “Es enero. Debemos cuidar el balón. Es desastroso para tu causa cuando no lo proteges”.

    Excepto, en aquellas raras ocasiones en las que no ocurre. Los Steelers (12-5) han acumulado ocho victorias consecutivas incluso cuando Roethlisberger lanza interceptaciones ocasionales.

    Los Steelers, dos veces campeones del Super Bowl, son conscientes que necesita ser más preciso fuera de casa ante un equipo que provocó 21 de sus 33 robos de balón en la marea roja y ruidosa del Arrowhead Stadium.

    “Obviamente no puedo seguir entregando balones”, reconoció Roethlisberger. “Tengo que hacer mejor labor ese apartado del juego”.

    Eso ha sucedido con regularidad incluso mientras los Steelers lograron recuperarse tras iniciar la temporada con marca de 4-5. Pittsburgh ha hilvanado dos meses de dominio ocasional, incluyendo un periodo en el que pasó más de un mes sin ponerse en desventaja incluso cuando su líder tomaba decisiones cuestionables.

    Roethlisberger ha lanzado ocho de sus 15 interceptaciones de la temporada en sus últimos cinco partidos, incluyendo un par ante los Dolphins.

    La primera rebotó en las manos del receptor abierto Antonio Brown a finales de la primera mitad, cuando habían llegó a lo profundo en territorio rival.

    La segunda se presentó a menos de cinco minutos del final, y con Pittsburgh gozando de una cómoda ventaja, cuando el envío de Roethlisberger superó por mucho el alcance del ala cerrada Jesse James.

    Ahora Roethlisberger es consciente que eso no puede suceder ante los Chiefs, porque si se repiten su eliminación está asegurada.







    Mira también:

    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo