Presiona Enter para iniciar tu búsqueda

    Ingresa con tu
    red social favorita

    Cerrar

    Fútbol

    Los Texans confían que Osweiler pueda ganar de nuevo o Brady en un partido decisivo

    10:59 pm01/10/2017

    Houston (EE.UU.), 10 ene (EFE).- Los Texans de Houston se encuentran como gran sorpresa en la serie divisional de la Conferencia Americana (AFC) y con su mariscal de campo Brock Osweiler tendrán la difícil prueba de superar nada menos que a los Patriots de Nueva Inglaterra con su pasador estelar Tom Brady.

    El mundo de las apuestas no da ninguna opción a los Texans de salir ganadores del partido a disputarse el próximo sábado en el Gillette Stadium de Foxborough (Massachusetts) y por el contrario tienen a los Patriots de favoritos con 16 puntos de ventaja.

    La historia en la competición de la fase final ha generado un resultado sorpresa que rompió todos los pronósticos de las apuestas que estaban en su contra 15 puntos, y fue el triunfo que lograron los Jets de Nueva York con el legendario mariscal de campo Joe Namath, en 1996.

    Ahora, Osweiler tendrá la oportunidad de convertirse en el nuevo Namath del Siglo XXI si consigue guiar a los Texans al triunfo, que sería considerado como “milagro”, pero en el que el equipo de Houston tiene confianza que podría suceder.

    Pero es tanta la ventaja que ven en los Patriots sobre los Texans, que inclusive, como pasó en el partido de la temporada que ambos equipos disputaron, aunque no jugase Brady, no lo hizo en la Tercera Semana de la competición regular, el equipo de Nueva Inglaterra ganó al de Houston por 27-0 con Osweiler de mariscal.

    Entonces los Patriots inclusive no jugaron ni con su segundo mariscal, Jimmy Garappolo, lo hicieron con el tercero, Jacoby Brissett, que se encargó de dirigir la ofensiva de Nueva Inglaterra.

    Las apuestas dan a los Patriots, aun sin Brady, con dos anotaciones de ventaja.

    “Normalmente, (Brady) agrega seis o siete puntos al margen, dependiendo del rival”, explicó Scott Cooley, portavoz de BookMaker, casino y centro de apuestas en el extranjero. “Pero en eta situación, todo cambia un poco porque los Patriots tienen a un sustituto muy capaz, Jimmy Garappolo, a quien hemos visto jugar bien en partidos importantes. Si Brady no saliese al campo este fin de semana, daríamos a los Patriots como favoritos por 12 o 13 puntos”.

    Pero todo está listo para que Brady juegue ante los Texans y que lo haga a su mejor nivel porque es el primero que no quiere fiarse ni de lo que dicen el mundo de las apuestas ni de los pronósticos de los expertos.

    Además es un fiel seguidor de la filosofía del legendario entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, que no hace ninguna concesión al rival, sin importar el que sea ni la clasificación que tenga.

    “No hay nada fácil en este deporte para nuestra ofensiva”, advirtió Brady, en declaraciones a la emisora WEEI de Boston. “Sabemos como se crecen los rivales cuando se enfrentan a nosotros”.

    Nadie tampoco olvida dentro de los Patriots, que Osweiler tiene marca de 1-0 ante Brady cuando la pasada temporada era sustituto del legendario Peyton Manning con los Broncos de Denver.

    Osweiler tuvo que ocupar su puesto como titular para el partido por el título de la AFC y fue el héroe que guió a los Broncos a remontar una desventaja de 21-7 en el cuarto periodo para vencer 30-24 en tiempo extra, llegar al Super Bowl 50 y ganarlo.

    Cierto que tampoco es el mismo Osweiler que el de la pasada temporada y aunque firmó un contrato millonario con los Texans para ser su líder, el pasado mes fue relegado al banquillo, y el equipo de Houston (10-7) no se parece en nada a los Broncos campeones del Super Bowl.

    Los Patriots están acostumbrados a tener ventajas de al menos 10 puntos en los pronósticos durante la fase final, pero eso no les hace que se confíen.

    De hecho, han contado con las cinco mayores ventajas en estos criterios desde 2000, de acuerdo con la firma de estadísticas Pro Football Reference.

    Sólo en una ocasión han ganado por la ventaja que les daban los pronósticos, incumpliendo en otras tres, aunque al final han ganado tres de esos partidos en que eran amplios favoritos, perdiendo uno.

    Los Patriots eran los favoritos por 14 puntos en 2002, cuando ganaron a los Rams en el Super Bowl.

    Después de una marca de 16-0 en 2007, incumplieron tres veces como favoritos para vencer por 12 tantos y medio o más en la fase final con triunfos ante los Jaguars de Jacksonville y los Chargers de San Diego para luego de manera sorpresiva perder frente a los Giants de Nueva York en el Super Bowl.

    Luego llegaría la fase final del 2012 y el equipo de Nueva Inglaterra destrozó al mediático mariscal de campo Tim Tebow y a los Broncos por paliza de 45-10 en la ronda divisional, para superar el margen de 13 puntos y medio que se les daba.

    Pro Football Reference enumera 59 equipos que han sido favoritos por al menos 10 puntos en partidos de playoffs desde enero de 1967, cuando comenzó el Super Bowl.

    Los favoritos tienen marca de 33-25-1 respecto de los pronósticos sobre el margen de victoria, y de 47-12 en cuanto a triunfos y derrotas.

    Osweiler y los Texans quieren convertirse en el equipo que puedan colocar el mundo de las estadísticas de las apuestas en 33-26-1 y 47-13, respectivamente, aunque son conscientes que si eso sucede no cabe duda que habrá que definirlo como un auténtico “milagro” deportivo en el que ahora creen puede darse.







    ¿Qué sientes? Comparte tu opinión

    Comentarios

    Cerrar

    cuéntalo